Jorge Ahon Andari

Advertencia inicial: estos libros se encuentran en el dominio público, al haber cedido el autor los derechos.

El último cartón


El autor nos cuenta la aventura de alguien que llegó al país del que no era para convertirse en forastero y que vivió la experiencia extraña, casi imposible, de lograr al final de su vida lo que en otro lugar no habría obtenido, utilizando las herramientas del amor.

Un libro de búsqueda que sorprende por haber logrado que lo simple también pueda explicar lo difícil y lo complicado de ciertos conceptos

En busca del imperio invisible


El autor relata en medio de una novela, su propia aventura de descubrir y encontrar al ser interno que todos llevamos dentro, porque la llave es comprender que somos duales y que esa contraparte es inmortal.

El libro enseña como acercarnos y comunicarnos con el Imperio Invisible de nuestra Alma a través de simples enseñanzas milenarias que la humanidad había perdido en el pasado

Eyadel


¿Es posible en el momento de hacer la elección de nuestra pareja, hacerlo guiado por las necesidades de nuestro ser interno?

¿Existen dentro de los seres humanos un ritmo, una armonia, un universo escondido, que permite a las parejas mantener la unión y la felicidad durante los distintos estados de ánimo por los que pasa la vida de convivencia?

La hermandad de los profetas


¿Existe un sendero interior? ¿Es posible a través de una enseñanza milenaria, lograr contactar con el ser interno?

¿Es posible a través del ser interno conocer los defectos que obstaculizan y detienen el viaje hacia el interior del alma?

Fuente: reseñas del autor y capturas de pantalla para ilustraciones.

Si deseas adquirir las recomendaciones de este blog, Casa del Libro (fundada en 1923) dispone de más de 1.000.000 de obras en lengua española y es tu librería de confianza en Internet, enviando tus pedidos a cualquier parte del mundo.



También puedes visitar otra de las mayores tiendas virtuales con servicio a todos los lugares del planeta:

Libreria en español de Amazon.com

He aquí la obra Eyadel, disponible para que el lector pueda visionarla completa en pantalla o imprimirla para lectura:


3 comentarios:

Bet del Mar dijo...

El conocerse a si mismo, la tarea más difícil del "camino". Cuando más nos conocemos y aceptamos, mucho más sencillo será relacionarnos con los demás. Aceptar la dualidad y no estar tan pendiente del rótulo (bueno-malo), simplemente encontrar el verdadero mensaje interior. Y por supuesto...las cosas son simples, lo complicado es nuestra mente ;-).
Gracias por los aportes!! Ya los estoy bajando y cuando los lea comento más. El descubrir el ser interno es el "gran objetivo", interesante el material posteado que por lo que leo en tus reseñas, hace referencia a su logro.
Saludos desde este lugar arbolado y marino del planeta ;-) BeT

Bet del Mar dijo...

Rusoazúl, los libros me han conmovido tanto... especialmente "Eyadel" que terminé de leer completo. Tal es así que comparto lo expuesto que dejé una cita del libro en uno de los comentarios de mi post: "Amanecer al 2008, Bienvenida, mirando el camino"
La cual transcribo aquí:
"Ver la naturaleza, eligiendo con los ojos cerrados un árbol ahora, un arroyo después, un amanecer más tarde, una montaña o un pájaro después, sintiéndose uno con el objeto elegido; esa actitud de llegar a ser lo visualizado nos sumerge en la energía universal, nos hacemos de la misma consciencia universal, percibiendo o sintiendo cómo lo universal de la armonía se materializa en los millones y millones de contornos de la creación... Cuando tú, Eyadel, miras en su interior una flor cualquiera, en realidad estás haciendo contacto con la inteligencia que la creara o con la consciencia cósmica que la diseñara, y estás a la vez dejándote amar por su belleza, o si prefieres, estás dejándote absorber por el alma de la flor. Esta sencilla práctica de vernos y sentirnos en el objeto visualizado tiene el poder de fortalecer, de tonificar, de alegrar el ánimo en favor de la dicha, en favor del bienestar y de la paz que hace falta para enfrentar con la solución el problema que se presente. Esta práctica simple, llevada a cabo periódicamente, se convierte en el guardián de toda relación agradable entre los seres humanos. Cuando nosotros, cuando tú y yo nos acostumbremos a contemplar en nuestro interior el amor con que la naturaleza cuida y mejora lo que ella ha creado, tendremos el beneficio de amar con el mismo amor que lo hace la naturaleza universal de la vida... Con el hábito de hacer lo mismo diariamente o cada tanto, tal vez logremos aumentar o al menos, mantener la fuerza de la amistad y, por supuesto, alimentar el cariño de amarnos como seres humanos durante la unión necesaria..."
Gracias por todo lo que ofreces en tus bitácoras y por compartir, Saludos de mar y sol: BeT

rusoazul dijo...

De nada, Bet. Gracias a ti como siempre por tus comentarios.

Lo mejor de estas obras es que, además, su autor las ha cedido gratuitamente para su difusión.

Supongo que cada persona puede contactar más o menos fácilmente con un tipo determinado de seres que le rodean y que están más de acuerdo con la "vibración" personal de cada uno.

Personalmente, mis preferidos son los árboles.

Saludos